SIMEONE VERSUS LUIS ARAGONÉS

tranid atm    IMG_6070

El sábado pasado en el estadio de El Madrigal, Diego Pablo Simeone, superó el récord de partidos consecutivos de Luis Aragonés en el banquillo del Atlético de Madrid. 211 por los 210 del “Sabio”, que en sus diferentes etapas en el equipo rojíblanco superó los 600 encuentros.

Tanto “El Cholo”  como Luis Aragonés, han hecho historia en un club complicado, lleno de vicisitudes pero que siempre ha estado ahí, como el tercer equipo de España, en títulos y seguidores.

Simeone como buen argentino, emplea unos términos más rebuscados, más filosóficos.Sus mensajes llegan a la plantilla de una forma sutil. Es más rapsoda, como le calificaría el maestro, José María García.

Luis Aragonés era más castizo, me recordaba al también fallecido, Miguel Múñoz, Empleaba un lenguaje más del pueblo, más sencillo, más llano, menos complicado, pero llegaba de igual manera a unos jugadores que le adoraban. Los chascarrilos nunca faltaban tanto en el terreno de juego como en el vestuario. Podría contar mil y una anécdota. Tenía hasta para con los aficionados. Un domingo en el Calderón, cuando todavía existían las vallas, un aficionado atlético que no paraba de decir cosas al mister, Luis se volvió hacia el, le dió dinero y le pidió que menos hablar y que le trajese una cajetilla de tabaco. O en la bocana de vestuarios del Bernabeu, aquel aficionado que acudía también a Vallecas con su megáfono y al que le dijo en voz baja “Eres más feo que un Citroen dos caballos”. Más ejemplos del vestuario, cuando cogió de la pechera a Luiz Pereira, o cuando el recien fallecido, Juanjo Enríquez, “El Plantas”, llegó al vestuario con una camiseta amarilla, color gafe para “El Zapatones” y se la escondió. O como no recordar la charla previa a la final de la Eurocopa del 98 ante Alemania y que cambió la historia del fútbol español.

Luis y Simeone. Simeone y Luis. Dos hombres que representan los valores del club de la ribera del Manzanares. Entrega. Esfuerzo. Sacrificio. Humildad. Inteligencia. Sentimiento. Amor por la rojiblanca.

Luis desgraciadamente se nos fue, pero Simeone puede seguir forjando la historia de una entidad centenaria que quiere seguir dando alegrías a su sufrida y apasionada afición. Mañana ante el Benfica en Champions League, la afición debe marcar el primer gol colchonero.

Y antes de finalizar mi recuerdo, para un jugador que ayer nos dejó. El madridista Ignacio Zoco, buen amigo de Luis Aragonés, Adelardo, Gárate o de Miguel “El Pechuga” Sanromán. Miguel Sanromán era cuñado de otro navarro que era como un hermano para Zoco, Jesús Glaría, también fallecido en un accidente de circulación. Desde aquí mi recuerdo para Ignacio Zoco, una persona de bien y mis condolencias a su familia, a su mujer María Ostiz y a sus hijos. Zoco D.E. P.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s